Actualizado: nov 3

El mundo de la publicidad es un mundo lleno de imaginación y de creatividad . Puedes encontrarte cosas muy locas, surrealistas, absurdas, o spots en el que las emociones están a flor de piel.


La voz para publicidad, o locución publicitaria, es, por consiguiente, un campo muy entretenido y divertido. Para un locutor es muy agradecido hacer spots tv, porque puedes ser más creativo que, por ejemplo, con un vídeo corporativo o institucional, o un elearning. Aquí puedes dar rienda suelta, muchas veces, a tu faceta más de actor, porque de lo que se trata, a parte de transmitir el mensaje, es transmitir emociones, y ahí está el secreto y la gracia.


El momento de grabar una locución para un spot, a veces puede ser un poco tenso, porque el cliente está presente y siempre será exigente con el locutor, pero también le invadirán las dudas, y esto hará que te pida diferentes versiones. Entonces el trabajo será conseguir hacer variaciones en los tonos, ritmos, pausas... Por eso es bueno conocer la propia capacidad técnica para poder ofrecer esa versatilidad. Aunque muchas veces, lo que acaban pasando, es que de todas la versiones, la que acaba quedando, es alguna de las primeras.


Os dejo con unos ejemplos de spots en los que he puesto mi voz.



Locución en catalán para la campaña de Deliveroo. Se necesitaba un tono dinámico y juvenil.








Locución en castellano para la campaña AVIS. Aquí, el tono tenía que ser emotivo.









Locución en castellano para McAfee. Se tenían que hacer la voz en off y la del personaje.

¿Qué sería de los documentales de La2, sin aquella voz en off que capta tu atención y a la vez te sume en un estado de casi hipnosis? ¿O de aquellas cintas de casete con los cuentos que escuchábamos en el coche de pequeños? ¿O de las radionovelas de nuestros abuelos?


Hay que reconocer que siempre ha habido una voz presente en nuestras vidas.


¿Pero quién hay detrás de ese altavoz, o de esa pantalla?


Ponerle voz a algún proyecto, ya sea audiovisual, teatral, presentaciones, etc., es todo un arte. A veces, el locutor está presente, se muestra, y otras (la mayoría) únicamente es su voz la que se presenta, la que tiene presencia. Y es ahí donde reside el verdadero reto, el arte, y donde el talento y las habilidades de cada locutor se ponen de manifiesto.


No se trata simplemente de decir o leer el guión o el texto, sino de transmitirlo, dotar de emoción ese mensaje, y únicamente con la voz. La voz tiene ese poder, el de transmitir emociones, y con ella se puede sugestionar, emocionar, dominar, enamorar, entristecer, inspirar temor, relajar...


Como todo arte, el de la voz en off requiere de entrenamiento y de mucha preparación. Es un trabajo de interpretación y de comprensión (por eso, muchos locutores que se dedican a poner voz a diferentes proyectos, son actores profesionales o tienen formación como actor). Entender el mensaje, saber a quién va dirigido, para encontrar ese tono adecuado que haga que todo fluya.


Y si todo cuadra: talento, intencionalidad y tono, entonces se produce la magia, y es cuando de repente te sientes atrapado por esa voz que te transporta y despierta tu imaginación.


Te dejo con unos ejemplos como muestra de ello.


Ejemplo 1: voz inspirada para trasnmitir un mensaje emotivo para una empresa (locución en castellano)



Ejemplo 2: voz desenfadada de personaje para documental (locución en catalán)



Actualizado: jun 18

Por lo general, un locutor trabaja en un único idioma. Pero hay locutores que tienen la suerte de ser bilingües, ya sea porque han crecido en un lugar del mundo con la particularidad de que conviven varios idiomas con total naturalidad, o porque han nacido en el seno de una familia en la que los padres, cada uno, le habla en un idioma. El caso es que el bilingüismo es una facultad o calidad especial y enriquecedora.


Así pues, en el mundo de las locuciones, un locutor que sea bilingüe tiene la suerte de poder grabar en los dos idiomas, y esto es una ventaja, porque le puede suponer tener el doble de trabajo. En Cataluña, los locutores, por lo general, tienen esta versatilidad y suelen grabar en los dos idiomas, castellano y catalán. Para el cliente es ideal, porque tiene a un locutor catalán y a un locutor castellano en una misma persona, y eso quiere decir tener la misma voz para el mismo producto que necesita promocionarse en los dos idiomas.


¿Cual es el reto que debe afrontar un locutor bilingüe?


Ser un buen locutor bilingüe tiene sus peculiaridades y ciertas dificultades. Existe el peligro de que un idioma pueda "contaminar" al otro con su acento. Y es que en el mundo de las locuciones, un aspecto muy escrupuloso es que el acento de cada idioma sea lo más neutro posible o fiel a un estándar. Si eres locutor catalán y castellano, debes estar atento a que no se note el acento de un idioma en el otro. ¡Hay que domar la pronunciación!


Otra cosa que puede suceder, es que el idioma modifique algo el timbre de voz del mismo locutor, porque cada lengua tiene su musicalidad. Pero no es importante, porque la voz seguirá siendo la misma, mantendrá el mismo espíritu, la misma esencia.


¿Y qué pasa con las variantes dialectales de un mismo idioma?


Si entre diferentes idiomas ya es todo un tema, dentro de un mismo idioma también existen diferentes acentos o variantes dialectales, propios de una zona en particular de la misma área lingüística. Por ejemplo, con el idioma catalán, existen variantes dialectales que también se utilizan para hacer locuciones de ámbito más regional o local, o que forman parte de otra comunidad autónoma. En Cataluña, por ejemplo, la variante más común en el mundo audiovisual es la central. Pero existen otras variantes dialectales como es el catalán occidental (como en la zona de Lérida y que también incluye el valenciano), y que un mismo locutor también puede dominar (como es mi caso, porque nací en Valencia y hablo en valenciano con la familia, pero toda la vida he vivido en Cataluña). Así que puedo decir con orgullo que soy doblemente bilingüe: castellano-catalán y catalán central-valenciano.


Y concluyo este artículo con una idea: ser bilingüe es un regalo, y si eres locutor, ¡pues una suerte!


Si quieres ver cómo de diferente puede ser una locución en castellano o en catalán hecha por el mismo locutor, puedes escuchar mis locuciones en castellano y en catalán AQUÍ, y observarás las diferencias.


¿Qué te ha parecido el tema? ¿Habías pensado en ello?


1
2
|  0034 - 636 58 00 91  |  skype: rochervoiceover@gmail.com
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon